EL SALAR DE MARAVILLA, de Eduardo Ascarrunz R.


En el estilo de las grandes novelas de frontera, Eduardo Ascarrunz retrata en cuerpo y alma un lugar maravilloso que atesora el patrimonio intangible de la cultura andina: su memoria histórica, y nos ofrece una visión cósmica y mágica de un sitio de belleza incomparable, tan admirado por extraños y tan desconocido para los bolivianos.

Nada de lo que relata el protagonista, único habitante del Salar de Uyuni, huele a inverosímil. El legado secreto del Inca Atahuallpa, conservado hasta ahora por los amautas andinos, y desvelado en la novela; el relato del astronauta norteamericano Edwin Buzz Aldrin y la revelación de la presencia de un ovni tripulado al momento del alunizaje (confiada por Aldrin al misántropo boliviano, ya en 1970), se entretejen con pasajes insólitos descritos en prosa cautivante, elegante y amena.

Bien documentada, El Salar de Maravilla transita por una laberíntica espacio-temporal que viene y va de los quipus al internet, desde tiempos inmemoriales a urticantes cuestiones de la actualidad globalizada y posmoderna, teniendo como ámbito del relato a una casa-cueva prehistórica habitada por uno de los hombres más solitarios del planeta.

Rosario Santos

Gestora cultural y crítica literaria boliviana.

0 Comentario(s):

Publicar un comentario