CIENCIA FICCIÓN EN LA CULTURA QUECHUA



Gonzalo Montero Lara*
                                                                                                                         
RESUMEN
El estudio de textos antiguos y otros documentos históricos y arqueológicos ha demostrado que la fantasía ha estado presente en mitos leyendas y cuentos, en todas las culturas.
El análisis del cuento quechua titulado “El joven que subió al cielo”, de autor anónimo, recopilado por el peruano Jorge. A Lira y publicado por el escritor boliviano Jesús Lara en su obra MITOS, LEYENDAS Y CUENTOS DE LOS QUECHUAS, muestra elementos que pueden inscribir a la obra como una de las primeras dentro el género de la narrativa fantástica y de ciencia ficción en la cultura quechua.

INTRODUCCIÓN
Es un verdadero privilegio, convertirme en un heraldo circunstancial de la fantasía literaria, género que de ninguna manera es “nuevo” para nosotros, por el contrario, ha nacido con el vagido de la imaginación e inteligencia humana y no ha dejado de crecer hasta el día de hoy, constituyéndose en un poderoso vehículo capaz de transportarnos por insólitos planos de tiempo y espacio.  En nuestras culturas de origen, la fantasía ha surgido con el pensamiento mágico. Al respecto,  Adolfo Cáceres Romero en su Nueva Historia de la Literatura Boliviana escribe:
“… con voces secretas en aguayos y vasijas, junto a mudos rostros de piedra que aguardan alguien descifre su mensaje…”
Invitando a descubrir fabulosos tesoros escondidos, como es el caso de un cuento quechua, puesto a la luz por investigadores. Antes de entrar a considerar un caso singular de la tradición oral quechua, pongo de referencia un breve marco conceptual de para la literatura fantástica y ciencia ficción:
“La literatura fantástica, es un género literario de ficción en forma de novela o relatos cortos. Las formas sobrenaturales son un elemento primario del argumento, tema o medio ambiente. Está asociado de manera muy cercana a la narrativa maravillosa, la ciencia ficción y el terror”.
“Lo fantástico es la vacilación o duda experimentada por un ser que no conoce más que las leyes naturales, frente a un acontecimiento aparentemente sobrenatural”.
                                                                                                           Tzvetan Todorov
En cuanto al género de la ciencia-ficción, he tomado una definición muy explícita, de una abundante oferta de que la considero adecuada al objetivo de mi ponencia: 
“Podemos definir la ciencia ficción como un género literario y, también hoy en día, cinematográfico que se centra en la anticipación científica de acontecimientos y de antes situados en tiempos y espacios ficticios; sus grandes núcleos temáticos son: la conquista del espacio, los extraterrestres, los viajes a través del tiempo, la utopía social y científica y el hombre del futuro”
I.- LA NARRATIVA FANTÁSTICA EN LA CULTURA QUECHUA
En esta ocasión, no pretendo exponer un dedicado trabajo de investigación respecto a la aparición de la narrativa fantástica en, nuestras culturas de origen, solo intento amplificar el advenimiento del inusitado oleaje de este género en nuestro medio, cuyas primeras referencias hallamos en las recopilaciones de la literatura quechua realizadas por el escritor Jesús Lara en su obra MITOS, LEYENDAS Y CUENTOS DE LOS QUECHUAS y en las investigaciones de Adolfo Cáceres Romero, que se pueden leer en el primer tomo de NUEVA HISTORIA DE LA LITERATURA BOLIVIANA I Literaturas Aborígenes. La narrativa fantástica se nutre de la mitología universal en general y de los pueblos originarios en particular. Ya Garcilaso de la Vega confrontó fabulas quechuas y griegas señalando “…Y también se puede cotejar las (fábulas) de una gentilidad con las de la otra, que en muchos pedazos se remeda”. “Y es así,…”, señala al respecto el Jesús Lara “…con la diferencia de que los mitos de la Hélade llegan acrisolados, embellecidos por los grandes creadores de la epopeya y de la tragedia, en tanto que los quechuas nos vienen como el tubérculo recién extraído de la tierra y como la mazorca despancada del propio tallo”.
Nuestros escritores que cultivan este agradable género literario, de vigoroso crecimiento han encontrado, una rica cantera temática en nuestros mitos, leyendas y tradiciones culturales, con sabores tan variados como las tonalidades de un whipala, las cuales desde épocas ancestrales, han marcado nuestro paso diario entre lo que juzgamos natural, extraño, o sobrenatural, expresados y transmitidos por la tradición oral, en la certidumbre de lo sobrenatural inquietando nuestro ánimo de forma permanente. Por ello, no es extraño que personajes o circunstancias que nos asombraron en la niñez, cobren palpitante vida en la voz de relatores cotidianos (madres, abuelas, personas mayores, etc.). Muchos de estos actores u acontecimientos han sido recogidos con generosidad, en trabajos literarios como el fabuloso inventario de SERES SOBRENATURALES Y MAGICOS DE BOLIVIA, realizado por el investigador y escritor Homero Carvallo Oliva, para luego hacerlos protagonistas de relatos fantásticos, maravillosos, de ciencia ficción o terror. Corriente literaria, reitero, en actual emergencia, con publicaciones de calidad, cada vez más nutridas en obras de autores contemporáneos locales y nacionales, donde podemos citar algunos comprometidos con el género: Fanny Escobar, Gionanna Rivero, Sara Mancilla, Biyú Suarez, Ada Castellanos, Vanessa Giacoman, Sisinia Anze, Ana Triveño, Ivan Prado, Dennis Iriarte, Miguel Lundin, Miguel Esquirol, Hugo Murillo, solo para nombrar algunos, sin dejar de mencionar a otros de notable trayectoria que han incursionado en estas letras como, Néstor Taboada, Adolfo Cáceres, César Verduguez, Gonzalo Lema, Rodrigo Antezana, Gary Daher, Edmundo Paz Soldán, Manuel Vargas, Pedro Shimose y los premios nacionales, Álvaro Pérez y Ronald Rodríguez y muchos más que han realizado incursiones importantes por los fantásticos espacios de lo extraño, sobrenatural y fantástico. Producto de este verdadero Tsunami literario de narradores fantásticos, en menos de un año han surgido importantes selecciones en las obras como DE IMPOSIBILIDADES POSIBLES I, Antología de cuento maravilloso, VERTIGO I Antología de cuento fantástico, y EDADES REMOTAS I antología de ciencia ficción.

II.- UNA MIRADA DESDE LA CIENCIA FICCIÓN AL CUENTO QUECHUA:
“EL JOVEN QUE SUBIÓ AL CIELO”
Así, delineada en forma resumida la narrativa fantástica en general y la ciencia ficción en particular, he seleccionado un cuento de la cultura quechua titulado “El joven que subió al cielo”, recogido y traducido por los peruanos Jorge A. Lira, traducido por José María Arguedas y difundido en nuestro medio por el boliviano Jesús Lara. El cuento relata la historia de una joven pareja, ella, una bellísima mujer bajada del cielo, capturada por el cuidador de una plantación de extraordinarias papas. Ella huye a su mundo y él la persigue transportado por un cóndor en un largo viaje. Este apretado resumen es necesario antes del análisis de algunos elementos del cuento, que a la luz del pensamiento y el avance tecnológico actual, más las predicciones contemporáneas la c.f, me llevan a pensar que este cuento quechua es del género de la ciencia-ficción, definida así, por incorporar elementos tradicionales de este género, diferentes del pensamiento mágico y ajustados a la evolución tecnológica predecible.

ELEMENTOS “ANTICIPATIVOS” DE LA NARRACIÓN

1.- Presencia en la historia de seres extraterrestres idénticos e indistinguibles entre ellos, con semejanza humana, muy bellas, de piel blanca, todas hembras. Descritas por el protagonista de la historia como las “jóvenes, princesas y niñas blancas”.
2.- Es posible que el joven cuidador de una chacra de papas las cuales  eran misteriosamente “robadas”, haya presenciado la llegada de una misión de clones del espacio exterior. Sostengo el concepto de “clones” por la semejanza de estos seres entre ellas, y además todas del mismo sexo. Además en su mundo durante la observación de un ritual religioso, todas las participantes eran por supuesto mujeres.
3.- Ellas “eran mujeres vestidas de plata”, apariencia con mucha probabilidad debida a sus trajes espaciales de aspecto metálico,
4.- La probable presencia de naves de transporte espacial  invisibles o camufladas, se puede deducir del fragmento: “tomando la apariencia de princesas, eran las estrellas que bajaron del mismo cielo” señala el texto. Como no se describen ingenios  de vuelo visibles, es posible que sus naves hayan contado con algún medio de tele transportación o succión, para moverlas a los seres  hasta la tierra. “las demás se elevaron, como luces que se mueren”.
5.- La llegada de estos seres idénticos a la chacra “especial”, probablemente tenía fines de control de una eventual experimentación biológica en el cultivo de singulares características, como el tamaño de las papas: “…de excelsa clase de semillas”.
6.- Estas bellas intrusas, contaban con alguna clase de tecnología que les permitía inducir el sueño al cuidador de la chacra sin aproximarse, mientras recolectaban el producto de su interés, recuerden que en el mundo de origen de las “princesas”, existía una quinua de propiedades mejoradas, que para uso alimentario, en proporciones usuales del planeta tierra excedían el volumen y rebalsaban  del preparado y aún sometidas a la ebullición eran capaces de germinar con rapidez en el piso.
7.- El aborto que tuvo la “Princesa” capturada y amada por el joven quechua, puede representar el posible fracaso de la hibridación entre seres de diferente especie con distintos e incompatibles códigos genéticos y con algún grado de incompatibilidad.
8.- tampoco existía afinidad social. Al ser aprisionada, le rogó al muchacho por su liberación y expresó a gritos: “no me obligues a vivir en la tierra”, ratificando su origen extraterrestre y su rechazo a las condiciones de vida de la sociedad terrícola, menos civilizada, poco atractiva para ella o simplemente diferente, pero le producía temor
9.- El protagonista en su desesperación por la fuga de su amada prisionera, estableció un contacto con el tripulante de un ingenio volador llamado Mallku, capaz de conducirlo al mundo de la “Princesa” durante un año de viaje, con el único requisito de ser provisto de una fuente de proteínas de alto valor biológico. (carne de llama) para su alimentación. Un ser “divino”, no hubiera tenido esa exigencia tan, pero tan, humana.
10.- Al concluir el viaje de ida y después de la permanencia en el mundo de la “Princesa”, hay un descripción muy objetiva de los efectos orgánicos de envejecimiento prematuro en este prolongado viaje cósmico.
11.- Como correlato al envejecimiento ocasionado por la travesía, se describe un
procedimiento de rejuvenecimiento para viajeros interestelares, consistente en el baño en un mar (¿rico en sustancias revitalizantes?) para su reacondicionamiento físico, ubicado cerca del astro-puerto donde arribaron y se sometieron a la llegada y antes del retorno al planeta Tierra. Además este puerto de embarque y desembarque, probablemente sirvió para el reabastecimiento, ya que no existían llamas para la alimentación del retorno, esta vez a crédito.
12.- Se describe a grandes rasgos una sociedad diferente de la terrícola, con un régimen probablemente matriarcal e intolerante con los extranjeros (o extraños) o pretendientes. En una escala axiológica no tan diferente a la nuestra, pues, ella le acoge a espaldas de los “padres”, pero luego de tenerle un año escondido le abandona sin mayores explicaciones pero seguramente debido a presiones externas no descritas, o por temores de la “Princesa” a la reacción de sus progenitores.
 No se describe la estructura social de este mundo, pero se narra una celebración religiosa en un culto al sol y la luna “Era el resplandeciente templo del Sol y de la Luna. El Sol y la Luna, padre y madre de todas las estrellas y de todos los luceros”, en un templo.
13.-Este culto muy parecido al de muchas culturas terráqueas, sumado a la duración del viaje de un año aproximadamente, da la idea de la localización de este probable exoplaneta en este sistema solar o uno vecino.
14.- La existencia de alimentos terrícolas (quinua) con propiedades extraordinarias, o por el contrario, eran alimentos originarios de ese otro mundo, exportados y adaptados las condiciones de la tierra para consumo de nuestra especie. Si ese era el propósito ¿Por qué?
15.- Luego de tres años de ausencia, dos del viaje de ida y vuelta más uno de la permanencia en otro mundo, “El joven que subió al cielo” encontró a sus padres “muy viejos, muy viejos”. Es probable que el tiempo haya discurrido en nuestro planeta de manera diferente. El cóndor, que probablemente sea un navegador extraterrestre, devuelve al joven a sus padres “sano y salvo” consolándoles.

III.- CONCLUSIÓN:

Con la mente abierta, libre de prejuicios que limitan el pensamiento y tratan de encadenar lo más bello de la literatura fantástica: la imaginación. Este hallazgo que no es mío, por lo demostrativo constituye una pieza clave de la arqueología literaria, que permite reconstruir de a poco los orígenes de nuestra literatura escondida en nuestras raíces culturales donde la imaginación era fecunda o plantea la alternativa implícita, si existieron contactos reales con civilizaciones extraterrestres. Por lo descrito, no es difícil pensar, que este cuento quechua, haya partido de una experiencia “real”, y llegado a nosotros con los condimentos propios de una cultura que en ese momento de su desarrollo, no hallaba un correlato de referencia como el que disponemos en la actualidad para interpretar muchos elementos anticipativos que hoy no fueron difíciles de localizar en esta magnífica pieza literaria de ciencia ficción, llegada a nosotros mediante insignes investigadores y literatos peruanos Jorge A. Lira, José María Arguedas y el boliviano Jesús Lara.


Bibliografía
-Cáceres Romero Adolfo, NUEVA HISTORIA DE LA LITERATURA BOLIVIANA I Literaturas Aborígenes. Editorial “LOS AMIGOS DEL LIBRO”: Cochabamba, 1987.
Capana Pablo, CIENCIA FICCIÓN. Utopía y mercado. Buenos Aires: Cántaro, 2007.
-Lara Jesús, MITOS, LEYENDAS Y CUENTOS DE LOS QUECHUAS, El joven que subió al cielo, paginas 265-273. Editorial “LOS AMIGOS DEL LIBRO. 3° edición: Cochabamba-Bolivia, 2003.
Todorov, Tzvetan, INTRODUCCION A LA LITERATURA FANTÁSTICA. 2° edición, México, 1981.

            *Escritor y poeta.
Este trabajo fue presentado en el Primer Encuentro de Ciencia Ficción y Literatura Fantástica de Bolivia en la ciudad de Santa Cruz en septiembre de 2015.

0 Comentario(s):

Publicar un comentario en la entrada